jueves, 30 de junio de 2022
11.4 C
Buenos Aires

English English Español Español

Experiencia de melómano errante por Roma: Museo Villa Sordi

LECTURA RECOMENDADA

Es de mañana aquí en Roma y este «melómano errante » los quiere invitar a realizar un paseo por las cercanías de las Termas di Caracalla, a pocos metros de allí, nos encontraremos con un lugar que marca época e historia del cine italiano.

De sobra conocida es la gran historia de amor de Alberto Sordi con su ciudad natal, Roma. Pero hay otra relación, quizás menos conocida, que el actor ha vivido de manera igualmente profunda: la que tiene con su casa. Inviolable, casi como una fortaleza, sólo unos pocos privilegiados podían entrar en la villa por vía Druso, a tiro de piedra de las Termas de Caracalla. Siempre admirado con gran curiosidad y al mismo tiempo respeto, al cumplirse los 100 años de su natalicio, la Fundación Alberto Sordi, bajo la curaduría de Alessandro Nicosia, abrió al público, la célebre Villa del «Rey de la Comedia Italiana» : ALBERTO SORDI.

Albertone (como se le dice en Italia), falleció en el 2003, en su Villa, uno aprecia su pasión por las antigüedades, cuestión remarcada en diversas imagines que uno puede ver en donde el mismo dice que de no haber sido actor, hubiese sido anticuario. De hecho, la casa se convierte en un espejo de esta pasión suya, por ejemplo, uno “pasea” en un teatro real, en una barbería, en un austero dormitorio decimonónico. No faltan las ideas sobre todos los pequeños tesoros que alberga. Por ejemplo, las obras de Giorgio de Chirico ( Trovatore , Ettore y Andrómaca y Caballeros en el paisaje ), algunas pinturas de viejos maestros como el paisajista Claude-Joseph Vernet, esculturas y objetos de arte que incluyen un reloj Luis XV y una pieza diseñada por el propio Sordi: una lámpara hecha con una tuba baja.

Clemente Busiri Vici fue quien construyó esta maravillosa residencia a fines de la década de 1920. Charlando el curador de la muestra nos indica que la Villa al principio la compró un jerarca fascista, luego en 1954 pasó a Alberto: la visitó por la mañana y la compró por la tarde, quitándosela a su amigo Vittorio De Sica que había perdido su dinero en el casino la noche anterior .

Alessandro (curador de la muestra» nos relata: …»Alberto vivía con sus dos hermanas Aurelia y Savina. En 1972 muere Savina y en señal de luto sobre esta villa, que hasta entonces era la encrucijada terrenal del mundo del cine, cae el silencio. Era el hombre público por excelencia y no escapó de la multitud, pero desde ese momento se convirtió en un lugar de absoluta privacidad, nadie estaba permitido: solo la familia y muy pocos amigos cercanos. A su muerte, el patrimonio lo heredó su hermana Aurelia quien dejó todo a la Fundacion Alberto Sordi con la obligación de que la casa se convirtiera en museo. Ahora, por lo tanto, está destinado a su voluntad explícita de acoger a su público«…

Mas articulos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

ULTIMAS NOVEDADES