miércoles, 17 de agosto de 2022
9.8 C
Buenos Aires

English English Español Español

MUSEO TORRES GARCIA, el hogar de un vanguardista universal (Montevideo)

LECTURA RECOMENDADA

Montevideo no es sólo la capital de Uruguay. Es una hermosa ciudad con espíritu propio y de una amplísima actividad cultural… Teatros y centros culturales (Solís, Sodre, El Galpón, El Circular…), Museos, instituciones emblemáticas (como el Ateneo de Montevideo), barrios de personalidad particular, y un Casco Histórico, la “Ciudad Vieja”, que alberga entre otras a la hermosa Iglesia Catedral y el magnífico Cabildo, donde el Arte se alberga en sus numerosas salas, de exposiciones permanentes y otras temporarias, siempre interesantes. Ambos edificios frente a la Plaza, a un lado de la calle peatonal Sarandí.

Precisamente, se suele acceder a la Ciudad Vieja desde la Plaza de la Independencia, que alberga en su centro el monumento y mausoleo del General José Gervasio Artigas. Desde allí (pudiendo divisar hacia la izquierda el edificio del Teatro Solís), atravesando la Puerta de la vieja Ciudadela, nace la mencionada calle Sarandí, sobre la cual, a la derecha, se encuentra uno de los museos más interesantes, dedicado exclusivamente a la vida y obra del artista uruguayo más internacional, vanguardista notable, el gran Joaquín TORRES GARCÍA (Montevideo 1875, Montevideo 1949).

Por supuesto, no olvidamos a notables como Juan Manuel Blanes o Pedro Figari; Uruguay ha sido cuna de importantes artistas, en todas las disciplinas del Arte).

Y bien vale una anécdota personal que demuestra la internacionalidad y trascendencia de la obra del maestro Torres García. Hace algunas décadas atrás (hacia los ’80), no era habitual encontrar obra de artistas latinoamericanos en los importantes museos de Arte Moderno de Europa…, pero el que sí siempre estaba representado con sus obras (en el patrimonio permanente de esos museos) era el uruguayo Torres García. Posteriormente. En la actualidad, afortunadamente (a partir de políticas de promoción de algunos países de Latinoamérica para sus artistas, las subastas de Arte Latinoamericano en las grandes casas de subastas de Estados Unidos, y otros factores) podemos encontrar obras por ejemplo del chileno Roberto Matta (quien desarrolló gran parte de su carrera artística en Europa, como ocurrió también con Torrres García, hasta 1932), el argentino Kuitca, los brasileños Tarsila de Amaral y Cándido Portinari, el colombiano Fernando Botero, los mexicanos Diego Rivera y Frida Kahlo… Pero el primero, el precursor, quien estaba presente desde un principio era el gran artista uruguayo.

Joaquín Torres García, montevideano, con una clara y precoz vocación artística, a los dieciséis años viaja y se instala con su familia en Barcelona, donde se incorporó pronto al ambiente artístico de la ciudad, efervescente a fines del siglo XIX, y forjó su formación, para dedicarse luego hacia una pintura mural decorativa de raíz neoclásica, llamada “pintura mediterránea, con influencias grecolatinas. Muchos fueron los encargues y las obras que deja plasmadas en la ciudad condal. Pero posteriormente deja esa corriente para llevarlo en 1917 a una nueva manera personal de interpretar la realidad (atraído por el Cubismo y el Futurismo. A partir de entonces, con un claro individualismo ya en su estética, van a predominar las formas geométricas que enmarcan objetos y figuras. Sintiéndose ya incómodo en Barcelona , permanece unos años en Paris y luego marcha a Nueva York, para regresar a Italia en 1922. En 1925 se instala en Francia, interesado nuevamente en la pintura mural. Sus últimos años europeos los pasará en Paris y luego en Madrid, para regresar definitivamente a su Montevideo natal en 1932, donde permanecerá hasta su muerte en 1949.

Será en Montevideo precisamente donde desarrollará una gran actividad no sólo como pintor, sino como profesor, escritor, escultor y teórico del Arte, siendo creador del importantísimo Taller Torres García (donde gran cantidad de artistas se formarán , compartirán y divulgarán a través de los años y por décadas, los principios del gran maestro), y del llamado Universalismo Constructivo, una concepción del arte y la vida creativa. Fue profesor en la Facultad de Arquitectura, conferencista, fundador de la Asociación de Arte

Constructivo y editor de la revista “Círculo y Cuadrado”. Todo esto, sin descuidar lo labor como pintor y dibujante, sus múltiples exposiciones (una de ellas realizada en una institución señera de Uruguay, como sigue siendo el Ateneo de Montevideo, ya mencionado anteriormente.

Todo esta historia y gran parte de obras debían tener su lugar específico, y gracias a la decisión de sus familiares y allegados, eso ocurre en el Museo dedicado al artista, el MUSEO TORRES GARCÍA, inaugurado el 29 de julio de 1953 (en memoria del nacimiento del pintor). A partir de entonces, sufrió varios traslados, hasta que (luego de un cierre temporario durante la dictadura en Uruguay, y ya restaurada la democracia), se funda el actual Museo en la calle Sarandí 683. Allí se presentan diferentes etapas y momentos de la vida y carrera artística de Torres García, estructurado con un criterio curatorial didáctico y que muestra y potencia los principios del gran “constructor”, como se autodenominaba nuestro artistas. Todo en este funcional edificio de cuatro plantas (la última generalmente dedicada a exposiciones temporarias), las que se conectan a través de una magnífica escalera de madera, hermosamente trabajada…

De manera que, para todos aquellos que visiten la ciudad de Montevideo, es ineludible conocer y recorrer el MUSEO TORRES GARCÍA, para disfrutarlo y acercarse a este figura sobresaliente de la cultura del siglo XX, uruguayo, latinoamericano y universal, como todos los grandes artistas… JOAQUÍN TORRES GARCIA

Mas articulos

1 Comentario

  1. estuve varias veces en el Museo TG. Se encuentra al lado del edificio histórico ocupado por la librería Puro Verso y a poca distancia del Museo José Gurvich, uno de sus alumnos. Una de las salas más notables es la que exhibe los retratos basados en la proporción áurea. De hecho TG tuvo una influencia notable en todos los que se formaban en su taller, pero asimismo podría objetarse que dicha influencia no permitió asomar personalidades propias, salvo excepciones. Pero la pujanza del arte uruguayo superó ampliamente dicha dificultad. Puede apreciarse dicho panorama en diferentes sitios de Montevideo, la galería Subte en la Plaza Fabini («Del Entrevero») o el MNAV en el Parque Rodó y el Museo Blanes en el Prado. Pero sin duda uno de los sitios más grandes – por lo que requiere gran esfuerzo físico para recorrerlo – es la enorme colección privada Engelmann-Ost, en el centro de la ciudad, aunque no sea un museo público por lo que abre sus puertas solamente para especialistas en arte uruguayo contemporáneo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

ULTIMAS NOVEDADES