miércoles, 17 de agosto de 2022
9.8 C
Buenos Aires

English English Español Español

MIGUEL DE MOLINA AL DESNUDO, de Ángel Ruiz, Teatro Picadero …Una obra «imperdible», en este otoño porteño…

LECTURA RECOMENDADA

Miguel de Molina regresa en esta obra para contar su verdad, desde su infancia hasta los fugaces encuentros con Federico García Lorca y la tortura que sufrió ya terminada la Guerra Civil. No es sólo un homenaje a su figura o una biografía musical, es la necesidad de contar a través de su vida algo que atañe a nuestro presente y de situar a la copla en el lugar que le corresponde, como un arte popular que surgió en tiempos de libertad y sedujo a grandes como Rafael de León, Manuel de Falla o el mismísimo Lorca.

 Miguel de Molina fue una figura molesta para unos durante el Franquismo y para otros después de la muerte de Franco. La combinación explosiva de fenómeno de masas, izquierdista y abiertamente homosexual, fueron los sambenitos con los que tuvo que bregar durante toda su vida en España, siendo diferente en la Argentina en donde se lo recibió con los brazos abiertos y se lo llevó a algo cercano a “una gloria nacional de altri tempi”.

La historia de Miguel es triste e injusta en grado sumo. Artista de raza, intuitivo, y un animal escénico como pocos, se vio obligado a huir de España después de la Guerra Civil, ya que su vida privada e ideas políticas no cuadraba con la Dictadura. Los detonantes para su exilio fueron una paliza infringida por destacados falangistas que casi lo mata con una posterior estancia en prisión y la prohibición expresa de que se subiera a un escenario.

Polémicas aparte, la figura de Miguel de Molina hoy en día nos resulta muy lejana y excesivamente difusa como para calibrarla en lo artístico en su justa medida, si a ello le añadimos el ostracismo en el que se le hundió en España, pues resulta que generaciones completas nunca oyeron hablar de él. Su mito fue recuperado tardíamente, y jamás desde medios institucionales, sino más bien desde ámbitos culturales tan dispares como son el propio mundo de la copla y la cultura underground, que a principios de los 80 tanto se prodigo en España. Falleció Miguel de Molina llevándose con el mucho resentimiento hacia su Patria, que solamente tuvo el decoro de entregarle el Lazo De Isabel La Católica pocos meses antes de su muerte.

Esta obra “Miguel De Molina Al Desnudo”, se acaba de estrenar en el Teatro Picadero en su gira internacional con autoría como protagonista de Angel Ruiz en donde se luce en ambas disciplinas. El resultado es redondo y más que estimable en toda su extensión. El texto parte de una premisa sencilla pero jugosa. Nuestro protagonista da una rueda de prensa para contar «toda» la verdad de su vida. Con la disculpa de la rueda de prensa, durante hora y media se nos narra la historia de Miguel y la de la propia España del primer tercio del S.XX, ya que ambas van estrechamente ligadas. Ángel Ruiz se sirve de un lenguaje cercano y de un profundo estudio sobre la forma de hablar del propio Miguel De Molina, que parece revivir en su texto y tomar la palabra por derecho propio para contar todo aquello que quiere, y como lo quiere. Equilibrada entre lo cómico como en lo dramático, en la que las concesiones al lirismo son tan acertadas que conmueven al espectador.

A esto hay que añadir las medidas y perfectamente integradas partes musicales que no hacen más que elevar este Miguel De Molina Al Desnudo hasta lo más alto, es una propuesta IMPRESCINDIBLE, en esta breve temporada otoñal en Buenos Aires. Una conjunción de talentos en la que una electrizante interpretación, un texto mayúsculo y una inspiradisima dirección de escena, consigue engrandecer el arte del teatro.

Mas articulos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

ULTIMAS NOVEDADES