lunes, 6 de diciembre de 2021
19.5 C
Buenos Aires

English English Español Español

LAS 8 ESTACIONES : VIVALDI – PIAZZOLLA, reapertura Teatro Argentino de La Plata

LECTURA RECOMENDADA

“Las cuatro estaciones”, serie de conciertos para violín, orquesta y clavecín, de Antonio Vivaldi (“La primavera”, “El verano”, “El otoño” y “El invierno”).
Dirección y solista de violín: Nicolás Favero.
Clave: Karina Álvarez.

Arreglos de Julián Caeiro sobre las Cuatro estaciones porteñas de Astor Piazzolla (“Otoño porteño”, “Invierno porteño”, “Primavera porteña” y “Verano porteño”).
Bandoneón: Walther Castro.
Piano: Esteban Rajmilchuk.

Con expectativas y gran emoción se vivió una tarde llena de música, sol, queridos amigos y artistas locales.

Mucha gente se concentró para presenciar la reapertura del Teatro Argentino, que extrañamos todos los vecinos y fanáticos de la música. Las entradas se reservan por un sitio web, pero se podía escuchar perfecto desde la vereda.

Además entre las actividades programadas hay una muestra en el hall de entrada sobre avenida 51.

Aunque Vivaldi es un más que habitual programa siempre es maravilloso escuchar a “il prete rosso”; para los músicos el desafío es es que no podes equivocarte, se la saben hasta los niños pequeños.

Piazzolla ha sido ejecutado en todos los homenajes este año con motivo del centenario de su natalicio,  sin embargo es bueno tenerlo en programa la música que tanto amamos y que nos identifica como argentinos. En las pantallas (la multimedia funcionó muy bien) se podían ver ilustraciones del músico realizadas por artistas que trabajan en la sección de escenografía del teatro.

Walter Castro fue un solido interprete de bandoneón, atento a la dirección y Esteban Rajmilchuk en el piano  mantuvo el espíritu tanguero de la partitura.

Hay que desarrollar la paciencia y esperar que se vayan ajustando detalles; así como algunos imponderables:

  • El clima,  mucho frío el sábado y lluvia el domingo.
  • Viento! Se volaban las partituras y alongaba el tiempo entre las partes del concierto.
  • Pasó una marcha de protesta, salvados por la campana, justo en el intermedio.
  • Un transito ruidoso en la avenida 51 (se podría cortar el transito?)

Más allá de todos estos detalles, la protagonista fue la música, no me equivoco si noto felices a los músicos de la orquesta, porque si bien es un trabajo, es una bendición poder hacer lo que uno le gusta y que sea algo tan enriquecedor como tocar en una orquesta.

El concertino Nicolás Favero batalló con la ventisca que doblaba en la plaza seca del teatro y con el ajuste de las partes, con el concierto instrumental en general. Desde mi lado el sonido no favoreció, por momentos se escuchaba solo el violín, ora con algún otro instrumento ora el clave sonaba muy fuerte. Amplificar una orquesta es muy difícil, a veces es preferible no usar ninguna, pero con el transito no creo que se hubiera escuchado nada (cómo era antes del sonido amplificado?)

Como sea, lo importante fue la reapertura. Aceitar los engranajes  y rogar que las políticas publicas den espacio al arte, para que podamos disfrutar de la música, conciertos, ópera y ballet que tanto amamos los platenses en nuestro querido teatro.

Mas articulos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

ULTIMAS NOVEDADES