Franco Zeffirelli: Dos Divas, su Carrera y la Reflexión sobre la Vejez, extracto de sus Memorias…

0
593

Maria Callas y Anna Magnani fueron dos «Divas» del arte, pero también mujeres de personalidades intrincadas. En una ocasión, Anna me invitó a cenar a su casa para conversar en un ambiente relajado. Acepté gustosamente, pero poco después, recibí una llamada de María, quien necesitaba mi consejo y también la invité a cenar. Fue entonces cuando recordé mi compromiso con Anna y temí que la cena se convirtiera en un infernal enfrentamiento entre dos divas que no sabían de la presencia de la otra.

Anna llegó primero, visiblemente disgustada por la noticia de que Callas también estaría presente. Pero cuando María llegó y expresó su admiración por Anna como actriz, la ira de Anna se disipó de inmediato, sorprendida por el elogio. Así comenzó un encantador juego entre las dos tigresas, compitiendo por mostrarse más modestas. Surgió un dilema: ¿quién se sentaría a mi derecha en la mesa? Esperé a que Anna se ausentara brevemente y le dije a María: «Dado que la actriz a quien tanto admiras es mayor que tú, la sentaré a mi derecha». María estuvo de acuerdo de inmediato. La velada transcurrió en armonía, con ambas conversando animadamente, mientras yo quedaba en segundo plano, siendo testigo del encuentro de dos tribus de amor y armonía.

Sobre mi carrera

A lo largo de mi carrera, nunca he contado con el respaldo de la crítica italiana, y nunca he sido nominado para premios en mi país natal. Todo lo que he logrado, ya sea intencional o accidentalmente, es el resultado de mis elecciones personales. Siempre he expresado libremente mis opiniones, lo que ha llevado a que mis ideas sean conocidas en todo el mundo, aunque en ocasiones haya enfrentado las consecuencias de mis palabras.

Sobre la vejez

La vejez es una carga considerable, pero sigo comprometido en desarrollar ideas que espero ver realizadas en un futuro cercano; mi mente está constantemente ocupada en este sentido. Solo lamento dos proyectos que quedaron en el camino: la película «Inferno», basada en la obra de Dante, que resultó difícil de llevar a cabo debido a sus costosos efectos especiales, y un colosal mural que retrataría la vida y obra de la familia Médici.

Confieso que tengo miedo a la muerte. Aunque soy creyente y rezo con frecuencia, al observar mi jardín, le comento a mis hijos: «Reflexionen, tarde o temprano no podré disfrutar más de este milagro, ni ver esta belleza nuevamente».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí