miércoles, 20 de octubre de 2021
15.2 C
Buenos Aires

English English Español Español

El apóstol Santiago y su museo de Arte Contemporáneo

LECTURA RECOMENDADA

(1ª parte.  El apóstol y su ciudad)

AÑO JACOBEO 2021-2022

La ciudad de Santiago de Compostela, la emblemática ciudad española, capital del Gobierno Autonómico de Galicia, es un conjunto urbano monumental declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco en el año 1985.  Su casco histórico alberga edificios de distintas épocas y estilos, desde los medievales hasta los neoclásicos, amalgamados armoniosamente dándole ese estilo tan personal, a lo que se suman un conjunto de hechos de su historia y de su presente que le dan un sello propio, cosmopolita, trascendental…, haciendo única a la ciudad.

Así, están unidos en lo cotidiano el bullicio turístico, la vida universitaria (su Universidad es una de las más importantes de España) y la espiritualidad religiosa, al ser destino de miles de peregrinos que allí arriban, con el júbilo de haber alcanzado el objetivo de llegar a la tumba del Apóstol Santiago.

Sí; allí llegan desde la Edad Media hasta nuestros días, devotos de todos los puntos de Europa, y del mundo, al lugar donde descansan los restos del discípulo de Cristo.  ¡Cuántos millones de pasos de peregrinos dejaron su marca en los distintos “caminos” que convergen hacia el mismo destino, Compostela!  Fue y sigue siendo emocionante hasta las lágrimas, sin dudas, llegar al “Monte do Gozo”

pequeña colina desde la cual el peregrino divisa desde lo alto, y por primera vez, la ciudad de Santiago y su Catedral…; y de allí solo resta bajar y por las serpenteantes “ruas”  llegar y desplomarse de cansancio pero también de alegría y devoción en la Plaza del Obradoiro , antes de ingresar al recinto catedralicio.

El corazón de la ciudad, podríamos decir sin equivocarnos, es la tumba del Apóstol, detrás del altar de la magnífica e imponente Catedral de Santiago

verdadera joya arquitectónica y que alberga Arte en cada uno de sus espacios.  Obra de estilo Románico en su esplendor, consagrada en 1211,  y construida en el lugar de anteriores templos más modestos, instalados en el lugar donde en los albores del siglo IX se descubrió la supuesta tumba del Apóstol.  Inmediatamente comenzarían las peregrinaciones al lugar, que se intensificaron más y más a partir del siglo XI.   Hecho curioso y notable de la catedral:   su doble fachada.  La original románica (ahora parte del interior, como segundo acceso) es el famoso “Pórtico de la Gloria”

el conjunto escultórico más importante de la Edad Media (la Sixtina del Medioevo) realizado por el famoso Maestro Mateo y recientemente restaurado, vuelto a la plenitud y esplendor cromático de la piedra, tal como en su origen.  Y la posterior barroca, la “Fachada del Obradoiro”

construida por delante de la original en el siglo XVIII, acceso actual desde la Plaza.  Y precisamente enmarcan esa Plaza del Obradoiro (además de la catedral con su doble escalinata) otros edificios notables:  el antiguo Hospital de Peregrinos hecho construir por los Reyes Católicos (hoy Parador Nacional); el Palacio de Rajoy, obra de estilo Neoclásico construido en la segunda mitad del siglo XVIII (alberga en la actualidad al Ayuntamiento de Santiago de Compostela) y el Colegio de San Jerónimo, actual sede del Rectorado de la Universidad de Santiago.

Pero la monumental ciudad no es sólo la Plaza del Obradoiro.  La completan un gran número de edificios civiles, iglesias, recintos monásticos, plazoletas… y museos.  Como por ejemplo el “Museo de las Peregrinaciones y de Santiago”, que abrió sus puertas definitivamente en 1996, originariamente instalado en la Casa Gótica (uno de los escasos ejemplos de arquitectura civil gótica del siglo XIV que conserva la ciudad) y que en 2015 se amplió ocupando un edificio (antigua sede del Banco de España) de la Plaza de las Platerías, plaza desde la cual se puede acceder también a la Catedral, por el extremo de la nave transversal.  O, luego de una corta caminata, el “Museo del Pueblo Gallego” (Museo do Pobo Galego), instalado en el antiguo Convento de Santo Domingo de Bonaval (fundado a inicios del siglo XIII),  complejo edilicio religioso que ocupaba un amplio predio, con terrenos para huertas

Adyacente, está la Iglesia de Santo Domingo de Bonaval (San Domingos de Bonaval), en una de cuyas capillas se encuentra el “Panteón dos Galegos Ilustres”, donde reposan gallegos notables, como la gran poetiza Rosalía de Castro, Castelao (tan vinculado a Buenos Aires) y Ramón Cabanillas, entre otros.

Y es precisamente allí, frente al Museo del Pueblo Gallego, en donde estaban los terrenos de cultivo del antiguo monasterio, donde hoy se alza una obra arquitectónica moderna exquisita (en su exterior y en sus espacios interiores) que alberga un museo notable, indispensable, que da el toque de vanguardia a la ciudad histórica, y del que sin dudas el Apóstol se siente orgulloso y protege.  Se trata del CENTRO GALEGO DE ARTE CONTEMPORÁNEA

Mas articulos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

ULTIMAS NOVEDADES