miércoles, 17 de agosto de 2022
9.8 C
Buenos Aires

English English Español Español

Nabucco, risorgimento a pleno con falencias vocales – Arena di Verona 2022

LECTURA RECOMENDADA

Nabucco es la tercera ópera compuesta por Verdi, con libreto de Temistocle Solera, su estreno tuvo lugar en el Teatro alla Scala de Milán, el 9 de marzo de 1842, constituyendo un gran éxito, hasta el punto de ser representada en aquella temporada y la siguiente, en 57 ocasiones, algo que nunca había ocurrido anteriormente. En Nabucco pueden verse influencias de Donizetti y Bellini, pero sus vigorosas melodías, junto a un apasionado lenguaje vocal, son ya típicamente verdianos. En esta ópera, y por primera vez, Verdi le da gran relevancia a la voz de barítono, asignándole el papel protagonista de Nabucco. Y, el de Abigaille -de una dificultad extrema- a una soprano drammatica d’agilità, siendo cantado en su estreno por Giuseppina Strepponi, destinada a convertirse en compañera sentimental de Verdi y su futura esposa.

Acabo de ver la reposicion monumental de la producción vista en su estreno en el 2017 realizada por Arnaud Bernard , la trama se traslada al 1848, situándose cerca de los “cinco días de Milán”, cuando la ciudad estaba dominado por el Imperio Austrohúngaro. La Arena en esta superproducción, confronta el símbolo italiano de la música y de su templo musical Alla Scala como centro escénico, las gradas enderredor del escenario se transforman en la Piazza della Scala. Ya desde su célebre obertura el fuego de los cañones retumban y presentan fuego en la mencionadas, caballos entran a escena, el coro ingresa como pueblo del risorgimento senfrentandose al avasallamiento austrohúngaro, es por eso que desde su comienz este Nabucco impacta por su realismo cinematográfico- emergen imágenes que recuerdan la película Senso del gran Luchino Visconti- pistolas que disparan salvas, ruido de las armas sumadas a los húsares que entran a caballo y toman la tricolore para quemarla, la historia cobra vida de otra manera pero que a los espectadores impacta en su desarrollo.

Nabucco toma la figura de Franz Joseph, Zaccaria es un Papa vestido de Giuseppe Mazzini, Abigail es una princesa austríaca, Fenena es la condesa Livia Serpieri de la película «Senso» de Luchino Visconti.

La acción se traslada a un gran escenario giratorio en la estructura de La Scala como centro escénico lo cual nos llevara a una representación de Nabucco dentro del “templo musical de Italia “en donde se escuchara «Va Pensiero». La gente, el Ejército y personalidades chocan; sumados a un juego continuo de luces y colores que resalta lo monumental de la producción.

Tres símbolos de Italia la Arena, La Scala y el Tricolore , sumádo el sonido de la música, más el impacto visual toma personalidad propia, debido no tanto a la dirección de Arnaud Bernard, pero si a las espectaculares escenas de Alessandro Camarena, los trajes muy apropiados del mismo Bernard, el diseño de iluminación tan novedoso ideado por Paolo Mazzon: nos dan en pocas palabras, un resumen de superproducción en donde se ha invertido mucho, lo cual con llevo al éxito desde la misma

En la música el Mtro. Daniel Oren, figura histórica en la Arena en la dirección nos hace una ejecución no sencillo que en más de una ocasión sintió una falta de equilibrio entre solistas, coro e intrumentistas lo cual dio una pleiadi de situaciones musicales no gratas.

Gran dominante escénico es el magnífico coro de la Arena preparado por Vito Lombardi, durante el famoso «Va Pensiero» provocó el aplauso frenético del público lo cual llevo al bis. Nabucco, en la voz de Amartuvshin Enkhbat quien presentó una voz de amplio squilo però su emissioni di cabeza hacia una voz sin matices. Recién en el tercer acto llegó a una cordialidad vocal con sus compañeros de escena. Abigaille , interpretada por Maria José Siri no tuvo una línea pareja, más bien fue infeliz, no fue capaz de dominar, debido a una agilidad vocal no demasiada refinada, siendo una de las texturas más inaccesibles y difíciles de todo el repertorio de Verdi. Su agudo no estuvo seguro teniendo un cantábile incierto.

El Zacarias de Abramo Rosalen presento una voz taciturna, no dominante en el lenguaje verdiano , carente de presencia como de manejo escenico (en esta versión lo matan en un momento como revolucionario tricolore) sobre todo cuando en el último cuadro caracterizado como el Gran Sacerdote Hebreo que entra en el escenario de la Scala … Completan el elenco Samuele Simoncini, el cual mostró una vocalidad correcta en el rol de Ismaele, aunque tuvo marcados problemas en su emision ; la Fenena de Francesca di Sauro resultó muy correcta al rol.

En resumen un Nabucco sin emoción y carente de brillo vocal , Ahora bien una Arena llena de espectadores (13000 personas) que igualmente siguen aplaudiendo a Verdi…Las versiones pasan, pero la obra del Maestro siempre está viva. Recordemos que el gran Verdi como su libretista Solera escribieron, sobre la paz y unidad , al hoy mis amigos sigue tan vivo como en 1842. Por tanto …»Va, pensiero, sull’ali dorate;
Va, ti posa sui clivi, sui colli,
Ove olezzano tepide e molli
L’aure dolci del suolo natal!

Del Giordano le rive saluta,
Di Sionne le torri atterrate…
Oh mia patria sì bella e perduta!
O membranza sì cara e fatal!»…

Mas articulos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

ULTIMAS NOVEDADES