¡NETREBKO = LADY MACBETH! …MET

0
298

MACBETH

CONDUCTOR
Fabio Luisi

PRODUCTION
Adrian Noble

SET & COSTUME DESIGNER
Mark Thompson

LIGHTING DESIGNER
Jean Kalman
CHOREOGRAPHER
Sue Lefton
LIVE IN HD HOST
Anita Rachvelishvili

Elenco:

MACBETH
Željko Lučić
BANQUO
René Pape
LADY MACBETH
Anna Netrebko
LADY-IN-WAITING TO LADY MACBETH
Claudia Waite
A SERVANT OF MACBETH
Christopher Job
DUNCAN, KING OF SCOTLAND
Raymond Renault
MALCOLM, DUNCAN’S SON
Noah Baetge
MACDUFF, THANE OF FIFE
Joseph Calleja
FLEANCE, BANQUO’S SON
Moritz Linn

En algún momento durante los tres o cuatro últimos años, Anna Netrebko decidió dejar de ser esa cara bonita y comercial, esa voz carismática y privilegiada con la que el público se emocionaba cada vez que encarnaba a alguna de las cándidas aunque trágicas heroínas del romanticismo, de Manon a Traviata pasando por Mimì. Ella decidió renunciar a esa inocencia y coquetear con la seducción de ser el motor culpable que anima la tragedia.

Su debut en el rol de Lady Macbeth fue en Munich durante el mes de julio próximo pasado, siendo éxito rotundo en su interpretación cargada del carisma que ella nos tiene acostumbrados siempre.

Su Lady Macbeth es digna de aplauso, porque la voz, por más que haya ganado en densidad, presencia y firmeza en el centro (pastoso, esmaltado y oscuro) es prácticamente la misma que cuando interpretaba el citado repertorio de Traviata, Manon y demás. Eso significa: una magnífica colocación, cobertura y proyección del sonido, sobre todo en el centro y en el agudo. Su voz es grande homogénea, dejándose oír con gran facilidad en los concertantes. Netrebko reproduce las agilidades con solvencia y virtuosismo, esto es, como sucediera en sus incursiones más conocidas en el belcanto, desde Lucia a Bolena pasando por la Elvira de Puritani. Sorprende para bien, la capacidad para modular el sonido casi a placer, abundando en medias voces y sonidos en piano de muy buena factura. La soprano rusa no es una actriz colosal pero reúne la dosis necesaria de personalidad para hacer de la interpretación un espectáculo centrado en sus intervenciones. Suma lirismo y temperamento en esta Lady Macbeth muy medida, sin excesos de teatralidad y al mismo tiempo nada superficial. Una Lady cantada de principio a fin, con más comodidad de la que quizá cabía imaginar a priori para una voz tan lírica.

A pesar de su carisma estelar de Netrebko, su gran compañero de esta representación el barítono serbio Željko Lučić no se eclipsó como Macbeth. De hecho, su actuación estuvo a la par de su partenaire estrella su fantástico timbre vocal aterciopelado y su fraseo fue de gran calidad lirica. Su voz en su gran aria IV Acto «Pietà, rispetto, amore» asi lo demostró con aplauso cerrado del público.

El gran bajo René Pape interpreto un Banquo sutil que no es común en encontrar al hoy. Su romanza «Ven precipita ciel dal “fue de una entrega vocal de primer nivel, por lo que uno lamenta que Banquo sea «asesinado» tan temprano en esta obra, ya que las futuras apariciones de Pape se limitaron a ser el «fantasma en la fiesta», siendo el perturbador de la mente de Macbeth.

El tenor Joseph Calleja, con su vibrato característico, realizo un Macduff de alto contenido emocional, su llamamiento a sus compañeros refugiados escoceses «Ah, mano paterno la» reflejo su canto sincero y visceral para el rol.

La producción realizada por Adrian Noble, poseyó un segundo renacimiento de su puesta del año 2007. La razón? Quién sabe. No hay nada ofensivo o incluso ligeramente controversial representa a un país devastado por la guerra en el cual, la milicia posee un general estrella del enfrentamiento. Vestidos glamorosos y moño negro de etiqueta son el código de vestimenta para la celebraciones chez Macbeth, mientras que hay humor en las brujas desaliñadas las cuales con sus bolsos se balancean al compás de la música cuasi posesas. Mark Thompson nos mostro un escenario inclinado rodeado de arboles, los cuales como elemento de abstracción se cierran para formar el castillo de Macbeth. Una excelente iluminación de Jean Kalman nos dio climas atemorizantes, ejemplo claro fue la lámpara que Lady Macbeth hacia pendular y que luego dirigió al Publio en su escena del sonambulismo.

Musicalmente, esta fue una magnífica versión. El director italiano Fabio Luisi entiende a fondo la oscura tinta de esta temprana ópera de Verdi dándonos una emocionante dirección de partitura, con veloces tempos, amplia sonoridad, ricos colores de cuerdas e instrumentos de viento.

Una versión en donde el debut de Anna Netrebko en el rol de Lady Macbeth en el Met, nos dio una lectura distinta a la acostumbrada del rol, pero que no cabe duda, que esto significa un antes y un después en su carrera artística. Como asimismo el gran éxito de la temporada del Met 2014/2015.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí