martes, 25 de junio de 2024
9.9 C
Buenos Aires

¡Huye del altar! 5 razones por las que NO querrías ser una esposa victoriana

LECTURA RECOMENDADA

¿Imaginas una vida donde el amor no existe, el sexo es un deber y tu única función es servir? ¡Bienvenida a la época victoriana! Un período donde las mujeres eran aves enjauladas, sin voz ni derechos. Si estás pensando en un viaje al pasado, te lo advertimos: ¡huye del altar!

1. Olvídate del amor verdadero: Tu matrimonio será un negocio. En la época victoriana, las bodas no se basaban en el amor, sino en la conveniencia. Las mujeres eran propiedad de sus padres y luego pasaban a ser propiedad de sus maridos. Tu «príncipe azul» sería elegido por tu familia, sin importar tus deseos.

2. Bailes: La «feria de solteras» donde te vendían al mejor postor. Las jóvenes eran exhibidas en bailes como si fueran ganado, esperando ser «compradas» por el mejor postor. Nada de amor fugaz, solo contratos matrimoniales y futuros planeados sin tu consentimiento.

3. La «guardiana del hogar»: Tu única función en la vida. Adiós a tus sueños y ambiciones. Tu única función como esposa victoriana era ser la perfecta «guardiana del hogar». Esperar a tu marido con la cena caliente, limpiar, criar a los hijos y, por supuesto, obedecer sin rechistar.

4. El sexo: Un deber desagradable bajo las sábanas. Olvídate de la pasión y el romance. La intimidad en la época victoriana se limitaba al «deber conyugal», un acto mecánico y desagradable realizado en la oscuridad. Tu placer no importaba, solo la procreación.

5. Embarazo: Un tema tabú y una experiencia aterradora. Las mujeres victorianas vivían con el constante temor al embarazo. La anticoncepción era prácticamente inexistente y las revistas médicas ni siquiera mencionaban el tema. Parir era un riesgo mortal y muchas mujeres no sobrevivían al parto.

¡Ser una esposa victoriana no era un cuento de hadas! Era una vida llena de restricciones, opresión y falta de libertad. Si buscas amor, realización personal y una vida digna, ¡mejor busca en otra época!

Bonus:

  • Soltera: La peor de las suertes. Las mujeres solteras en la época victoriana eran consideradas como seres incompletos e inferiores. No tenían derechos, no podían trabajar y eran relegadas a un segundo plano en la sociedad.

¿Te atreves a vivir como una esposa victoriana? Piénsalo dos veces antes de dar el «sí, quiero».

Mas articulos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ULTIMAS NOVEDADES