domingo, 25 de febrero de 2024
25.1 C
Buenos Aires

Espejos Oscuros: LARGO VIAJE DE UN DIA HACIA LA NOCHE… Sala Casacuberta (Teatro San Martín)

LECTURA RECOMENDADA

Eugene O’Neill, en su descripción de «Largo viaje de un día hacia la noche» como una «obra de viejos dolores, escrita con lágrimas y sangre», sin duda reveló la magnitud de la obra que nos espera en el escenario. Este drama autobiográfico, gestado entre 1939 y 1940, emerge como una exploración cruda y desgarradora de la familia irlandesa-estadounidense disfuncional de O’Neill, a un nivel tan profundo que el autor, en su sabiduría, dejó instrucciones para que la obra no se. representará hasta 25 años después de su muerte. El resultado es un viaje inquebrantable hacia la noche de las almas humanas.

Como expresó León Tolstoi en el inicio de «Anna Karenina», todas las familias felices son iguales, pero cada familia infeliz lo es a su manera. En el caso de James Tyrone y su familia, un reflejo apenas disfrazado de la propia familia de O’Neill, presenciamos un retrato vívido de padres e hijos atrapados en un abrazo ineludible de infelicidad. Cuando el espectador entra en la Sala Casacuberta, se sumerge en un ambiente impregnado de nostalgia, con una imponente escalera y música que envuelve el espacio. Mientras las luces se desvanecen, somos transportados al día de agosto de 1912, que avanza inexorablemente hacia la noche, al igual que los personajes que se hunden cada vez más en su desdicha. La fascinación y el horror se entrelazan, ya que nos damos cuenta de que estos seres humanos reflejan nuestros propios hogares y demonios familiares.

La grandeza de esta obra radica en su capacidad para servir como un espejo despiadado que nos recuerda que nadie está a salvo de los conflictos familiares y de los demonios que guardan bajo la superficie. A través de la historia de los Tyrone, Eugene O’Neill nos muestra que, bajo cualquier apariencia de armonía familiar, se esconden pasados ​​oscuros y heridas insondables.

Pero una obra de teatro cobra vida gracias a sus actores, y en este aspecto, «Largo viaje de un día hacia la noche» brilla con intensidad. Arturo Puig, en el papel de James Tyrone, el patriarca, ofrece una interpretación de fuerte introspeccion y en un ideal «physique du rol». Su personaje, un hombre atormentado por sus decisiones y por su insaciable deseo de riqueza, está encarnado con una pasión silenciosa que deja una profunda impresión en el público.

Selva Alemán, en el papel de Mary Tyrone, la madre adicta a la morfina, deslumbra con su actuación. Conmovedora en su soledad y anhelo de un hogar estable, su personaje también muestra una necesidad irritable de soledad, lejos de la mirada de su familia. Alemán retrata a Mary con una vivacidad desgarradora, combinando fragilidad con arrebatos venenosos de una manera sobresaliente.

Lautaro Delgado Tymruk, en el papel de Edmund, el hijo menor, brinda una interpretación inteligente y conmovedora. Su personaje, alma atormentada por la tuberculosis, encarna la vena poética de la obra con maestría. Diego Gentile, en el papel de Jamie, el hermano disoluto, impacta con su representación de un hombre atrapado en la oscuridad de sus elecciones.

Julia Gárriz, como el personaje «cómico», aporta un toque de normalidad en medio de esta tragedia, ofreciendo un alivio momentáneo en esta obra de tonos oscuros.

La escenografía y el vestuario diseñados por Graciela Galán, junto con la iluminación de Jorge Pastorino, crean un ambiente en el que la casa de verano es un personaje más en la historia, con la escalera monumental como un punto focal destacado.

Luciano Suardi dirige la obra con maestría, llevando al público a través de repeticiones emocionalmente intensas que se sienten como movimientos en una pieza musical. La dramaturgia, a cargo de Alemán, Puig y Suardi, se destaca al recortar partes de la versión original de cuatro actos, lo que resulta en una adaptación ágil y envolvente.

«Largo viaje de un día hacia la noche» es una obra teatral que llega al corazón del espectador con su exploración de la disfunción familiar y el peso de los secretos ocultos. Los actores sobresalen en sus roles, llevando al público a un viaje emocional inolvidable. Esta producción es un triunfo artístico que no debe pasarse por alto.

Mas articulos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ULTIMAS NOVEDADES

Eugene O'Neill, en su descripción de "Largo viaje de un día hacia la noche" como una "obra de viejos dolores, escrita con lágrimas y sangre", sin duda reveló la magnitud de la obra que nos espera en el escenario. Este drama autobiográfico, gestado entre...Espejos Oscuros: LARGO VIAJE DE UN DIA HACIA LA NOCHE... Sala Casacuberta (Teatro San Martín)