Entre lo sagrado y lo profano: Una mirada crítica a CAVALLERIA RUSTICANA e I PAGLIACCI en el Teatro Alla Scala

0
683

Conductor • Giampaolo Bisanti
Regia • Mario Martone
Escenografia • Sergio Tramonti
Vestuario • Ursula Patzak
Luces • Pasquale Mari

Cavalleria Rusticana

Pietro Mascagni
Ópera en un acto
Libreto de Giovanni Targioni-Tozzetti y Guido Menasci

Elenco: Santuzza • Elīna Garanča – Lola • Francesca Di Sauro
Turiddu • Brian Jagde – Alfio • Roman Burdenko
Mamma Lucia • Elena Zilio

Pagliacci

Ruggero Leoncavallo
Ópera en un prólogo y dos actos
Libretto de Ruggero Leoncavallo

Elenco: Nedda • Irina Lungu – Canio • Fabio Sartori
Tonio • Roman Burdenko – Peppe • Jinxu Xiahou
Silvio • Mattia Olivieri

El díptico de Cavalleria Rusticana e I Pagliacci, recientemente visto en el Teatro Alla Scala bajo la dirección de Federica Stefani y Mario Martone que data del 2011, es una reposición que ha mantiene su encanto a lo largo de las décadas. Esta producción, con sus elementos de tragedia, realismo y profundidad psicológica, ofrece una experiencia teatral que invita a la reflexión sobre la naturaleza humana.


Cavalleria Rusticana: Una reflexión sobre lo sagrado y lo profano

La adaptación de Cavalleria Rusticana en el Teatro Alla Scala nos sumerge en un mundo donde lo sagrado y lo profano entrelazan sus hilos en la vida cotidiana de una comunidad campesina. La religiosidad arraigada en la cultura, con sus rituales y tradiciones, se ve enfrentada a los deseos y pasiones humanas, creando un conflicto central que impulsa la narrativa hacia su desgarrador desenlace.


Ph. Brescia e Amisano © Teatro alla Scala

En esta representación, la figura de Santuzza emerge como un símbolo de rebeldía frente a la hipocresía moral y los prejuicios sociales. Interpretada magistralmente por Elīna Garanča, Santuzza se presenta como una mujer orgullosa y apasionada, desafiando las normas establecidas y enfrentándose a la exclusión social con valentía. Garanča dota al personaje de una profundidad emocional que resuena en cada una de sus acciones, desde su confrontación con Lola hasta su desgarrador dueto con Turiddu.

Por otro lado, Brian Jagde brinda vida a Turiddu con una interpretación llena de virilidad y pasión. Sin embargo, su actuación puede sentirse en ocasiones excesivamente extrovertida, eclipsando momentos de mayor sutileza emocional ( como en el «Addio a la mamma»). A pesar de esto, Jagde logra transmitir la complejidad del personaje, atrapado entre sus deseos personales y las expectativas sociales.

El resto del elenco fue un «sin sabor anodino» : Roman Burdenko como Alfio y Francesca Di Sauro como Lola (próximamente a debutar como Carmen de Bizet en el Teatro Colón de Buenos Aires). Elena Zilio, en el papel de Mamma Lucía, aporta una profundidad emocional adicional, actuando como un ancla de sabiduría y comprensión en medio del conflicto.


I Pagliacci: Entre la realidad y la representación

En contraste con la solemnidad de Cavalleria Rusticana, I Pagliacci nos sumerge en un mundo más crudo y realista, donde la línea entre la vida y la representación teatral se desdibuja. La adaptación cinematográfica de Mario Martone nos presenta un escenario urbano, poblado por personajes marginales cuyas vidas se entrelazan con el drama de la commedia dell’arte.

Fabio Sartori asume el papel de Canio con una interpretación llena de intensidad sobretodo en su amplio squillo. Sin embargo, su actuación podría beneficiarse de una mayor exploración de los matices emocionales del personaje, especialmente en momentos de introspección y vulnerabilidad. Irina Lungu, como Nedda, aportó frescura y elegancia al papel, destacándose en su interacción con el público y su confrontación con los celos enfermizos de Canio.


Ph. Brescia e Amisano © Teatro alla Scala

Roman Burdenko ofrecio una interpretación correcta, en donde se sintio que su personaje, oscuro y cínico, se convierte en un reflejo de las sombras que acechan en el corazón humano. Mattia Olivieri, como Silvio, y Jinxu Xiahou, como Harlequin, complementaron el elenco de manera correcta.

La dirección musical a cargo de Giampaolo Bisanti logró capturar la esencia emocional de ambas obras, aunque a veces puede pecar de cierto exceso en los momentos más intensos. Sin embargo, la interpretación de la orquesta y el coro, dirigidos por Alberto Malazzi, aportaron una riqueza y profundidad musical que enriquecio la experiencia teatral.

La dirección escénica de Federica Stefani y Mario Martone ofrecieron una visión fresca y dinámica de las obras, destacando la tensión dramática y los conflictos emocionales que las impulsan. La elección de ambientaciones realistas y cinematográficas en I Pagliacci contrasta efectivamente con la atmósfera más tradicional de Cavalleria Rusticana, creando un contraste visual que resalta las diferencias temáticas entre ambas obras.


Ph. Brescia e Amisano © Teatro alla Scala

En conclusión, la representación de Cavalleria Rusticana e I Pagliacci en el Teatro Alla Scala ofreció una experiencia teatral enriquecedora y emocionante, que combinó la tradición operística con una visión fresca y contemporánea. Si bien existen áreas de mejora en la dirección musical y la actuación de algunos personajes, el conjunto de la producción logró transmitir la profundidad emocional y temática de las obras originales.


Ph. Brescia e Amisano © Teatro alla Scala

La exploración de temas como la religiosidad, la pasión y la violencia humana resuena con el público, invitándonos a reflexionar sobre nuestra propia condición y las fuerzas que moldean nuestras vidas. En última instancia, Cavalleria Rusticana e I Pagliacci son obras atemporales que continúan cautivando y emocionando a audiencias de todo el mundo, recordándonos la poderosa influencia del arte en nuestras vidas.

Reseña
Battaglia's
Artículo anteriorEl Teatro Colón presenta la “Promo Otoño” con un 30% de descuento en entradas
Artículo siguienteCeline Dion, su regreso …
entre-lo-sagrado-y-lo-profano-una-mirada-critica-a-cavalleria-rusticana-e-i-pagliacci-en-el-teatro-alla-scalaLa exploración de temas como la religiosidad, la pasión y la violencia humana resuena con el público, invitándonos a reflexionar sobre nuestra propia condición y las fuerzas que moldean nuestras vidas. En última instancia, Cavalleria Rusticana e I Pagliacci son obras atemporales que continúan cautivando y emocionando a audiencias de todo el mundo, recordándonos la poderosa influencia del arte en nuestras vidas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí