viernes, 12 de julio de 2024
13.1 C
Buenos Aires

REVERSO,cuando los espectadores llegamos al «metaverso teatral»…

LECTURA RECOMENDADA

Autor y director: Matías Feldman. Intérpretes: Carla Peterson, Marco Antonio Caponi, Nicolás García Hume, Diego Cremonesi, Emilia Claudeville y Juan Isola. Vestuario: Mariana Seropian. Escenografía: Gonzalo Córdoba Estevez. Iluminación: Ricardo Sica. Sala: Paseo La Plaza (Corrientes 1660). Funciones: viernes a domingos, a las 21. Nuestra calificación: muy buena

Ah, el metaverso… Esa tierra prometida de realidades virtuales, donde cualquier cosa es posible, excepto, tal vez, encontrar una obra teatral que no parezca un episodio mal editado de Black Mirror. «Reverso» es el nuevo experimento de Matías Feldman, llevado al Paseo La Plaza, y uno no puede evitar preguntarse si la calle Corrientes ha sido invadida por avatares desorientados.

En «Reverso», Teresa (interpretada con una energía nerviosa por Carla Peterson) se transforma en Tes, una autora desesperada por llenar su mundo virtual con personajes caprichosos. La razón detrás de este frenesí creativo es un trauma del que Teresa intenta escapar, aunque la obra lo deja caer de forma tan sutil como un ladrillo desde un décimo piso. ¿Y qué mejor forma de evadir la realidad que inventando situaciones cada vez más absurdas en el metaverso?

Marco Antonio Caponi interpreta a un amigo que está en el centro del drama amoroso de Tes, un hombre que ha elegido amar a otro hombre, lo cual, claro, solo añade al cóctel de confusión y caos emocional. La misión de este amigo es destruir la fantasía virtual de Tes y arrastrarla de vuelta a una realidad tan apetitosa como un plato de lentejas frías.

Feldman, conocido por su exploración teatral en el proyecto Pruebas, traslada esta estética al teatro comercial. La obra presenta a los protagonistas como avatares que realizan acciones desquiciadas, situaciones que no tienen mucho sentido, pero que al final, de alguna manera mágica, logran aclarar el panorama para el público.

Reverso se burla del snobismo que disfruta del dinero, pero que es incapaz de solucionar situaciones muestra una clase snob que, aunque disfruta de comodidades económicas, es incapaz de manejar sus emociones. El mundo virtual se convierte en un refugio nervioso y ansioso, donde la repetición se vuelve tediosa. Teresa, en su rechazo constante hacia su esposo Marcos (interpretado por Diego Cremonesi), refleja esta monotonía emocional que, para el público, se transforma en una comedia involuntaria.

El personaje de Juan Isola añade una capa de comicidad delirante, encarnando todas las contradicciones de la corrección política contemporánea. Sus incoherencias son tan brutales que el público no puede evitar reírse, aunque quizás no de la manera en que Feldman lo imaginó.

Al final, «Reverso» es un espejo deformado del público mismo, lleno de personajes con los que uno puede identificarse fácilmente, pero revestidos de una irónica capa de fantasía virtual. La actuación, con sus gestos ampulosos y su registro artificioso, es una parodia en sí misma, un guiño a la absurda realidad que todos tratamos de evitar. En resumen, una crítica teatral que nos recuerda que, a veces, la mejor manera de enfrentar la realidad es con una buena dosis de ironía y un vistazo crítico al mundo virtual que hemos creado.

Mas articulos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ULTIMAS NOVEDADES

Autor y director: Matías Feldman. Intérpretes: Carla Peterson, Marco Antonio Caponi, Nicolás García Hume, Diego Cremonesi, Emilia Claudeville y Juan Isola. Vestuario: Mariana Seropian. Escenografía: Gonzalo Córdoba Estevez. Iluminación: Ricardo Sica. Sala: Paseo La Plaza (Corrientes 1660). Funciones: viernes a domingos, a las 21. Nuestra calificación: muy buena Ah, el metaverso... Esa tierra prometida de realidades virtuales,...REVERSO,cuando los espectadores llegamos al "metaverso teatral"...