viernes, 12 de julio de 2024
13.1 C
Buenos Aires

La Noche del Tony 2024: Una Guía Irónica para Argentinos Confundidos

LECTURA RECOMENDADA

Ah, los Premios Tony. Esa noche mágica en la que Broadway se viste de gala, y un periodista argentino se enfrenta a una avalancha de estrellas «americanas» difíciles de reconocer. Pero no teman, con la guía adecuada y un toque de ironía, podemos navegar por esta marea de celebridades y espectáculos desconocidos. Comencemos con nuestra anfitriona de la noche, la infalible Ariana DeBose.

Ariana DeBose, ¿otra vez?

Ariana DeBose regresó como anfitriona por tercera vez, demostrando que cuando Broadway encuentra algo que funciona, lo exprime hasta la última gota. ¿Por qué no probar algo diferente, como, no sé, un número musical de uno de los espectáculos reales de Broadway? Pero no, nos dieron un número hecho especialmente para la ocasión, porque aparentemente Broadway no tiene suficiente material. DeBose ha declarado que esta será su última vez como anfitriona por un tiempo. La extrañaremos, claro, como se extraña una piedra en el zapato.

Una Ceremonia a la Altura del Lincoln Center

La ceremonia se celebró en el imponente Teatro David H. Koch del Lincoln Center, una locación tan elegante que uno casi podría olvidar que está en Nueva York y no en un sueño febril de opulencia. Los discursos de aceptación fueron concisos, aunque no tan apresurados como para cortar esas lágrimas dramáticas que tanto encantan.

Los Momentos Estelares (y los No Tanto)

Alicia Keys y Jay-Z: Iniciaron la noche con una interpretación «conmovedora» de «Empire State of Mind». Todo bien, excepto que Jay-Z (bienvenido al grupo de quien es???) parecía estar cantando desde Marte, o al menos desde fuera del Lincoln Center. ¿Detalles menores? Claro, porque ¿quién necesita coherencia en un espectáculo en vivo, o bienajustar el sonido en vivo?

Alicia Keys joins the cast of “Hell’S Kitchen” for a performance at the 77th Tony Awards, at the Lincoln Center in New York on Sunday, June 16, 2024. (Sara Krulwich/The New York Times) 

Will Brill: Ganó el premio al Mejor Actor De Musical por Stereophonic, superando a sus compañeros de reparto. Brill pidió a todos que se pusieran de pie y compartieran el momento, un gesto tan noble, pero carente de sutilezas ante el ego.

Kara Young: Hizo historia como la primera actriz de color en obtener tres nominaciones al Tony en cuatro años. Su discurso de aceptación fue encantador, pero lo mejor fue su mención a su bisabuela Hazel, quien planeaba ver Purlie Victorious dos semanas antes de su «transición». Dulce y un poco morboso, perfecto para una noche de premios.

Los Tributos y las Memorables Actuaciones

El tributo a Chita Rivera y el segmento In Memoriam fueron manejados con elegancia. Brian Stokes Mitchell, Bebe Neuwirth y Audra McDonald, acompañados por DeBose, rindieron homenaje a Rivera. Nicole Scherzinger, cantando «What I Did For Love» durante el In Memoriam, fue un toque de clase que otros premios deberían estudiar.

David Adjmi: El dramaturgo de Stereophonic agradeció a Playwrights Horizons, casi convirtiendo la noche en un tributo a los teatros off-Broadway. Un recordatorio de que las verdaderas estrellas de Nueva York a veces no son las más brillantes.

Números Musicales: Los elencos de The Outsiders, The Who’s Tommy y otros espectáculos nos dieron una muestra de lo que se cuece en Broadway. «Masquerade» de Stereophonic fue demasiado breve, y Pete Townshend podría haberse quedado más tiempo en «Pinball Wizard». Pero, bueno, no todo puede ser perfecto.

Pete Townshend performs onstage during The 77th Annual Tony Awards at David H. Koch Theater at Lincoln Center on June 16, 2024 in New York City. (Photo by Theo Wargo/Getty Images for Tony Awards Productions) 

Las Sorpresas y los Momentos Desconcertantes

Maleah Joi Moon: La sorpresa de la noche, llevándose el premio a Actriz Principal/Musical con solo 21 años. Un recordatorio de que a veces, los inesperados pueden robarse el espectáculo.

Jonathan Groff y Daniel Radcliffe: Sus discursos de aceptación fueron llorosos y llenos de afecto mutuo, proporcionando los momentos más dulces de la noche. Porque, ¿qué sería de los Tony sin un par de lágrimas bien colocadas?

Los «desastres»…

El número de apertura, a cargo de Ariana DeBose, fue un intento genérico de iniciar la ceremonia con una canción nueva y mediocre. ¿No podrían haber comenzado con algo que realmente represente a Broadway?

Cabaret: Gayle Rankin? y Eddie Redmayne nos ofrecieron una actuación que dejó a más de uno preguntandose: ¿De verdad esto es lo mejor que Broadway tiene para ofrecer?

Las pantallas de transmisión en sala: nos daban los primeros planos de la sala y de los espectaculos, los cuales Stereophonic y otros espectáculos fueron más desconcertantes que atractivos. Algunos momentos nos hicieron cuestionar si las cámaras estaban manejadas por fans del cine experimental.

En resumen, los Tony 2024 nos ofrecieron una mezcla de glamour y caos, con momentos memorables y otros que preferiríamos olvidar. Pero al menos, desde nuestra perspectiva argentina, podemos decir que sobrevivimos otra entrega de premios estadounidense con nuestra ironía intacta. ¡Hasta el próximo año, Broadway!

Mas articulos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ULTIMAS NOVEDADES