viernes, 12 de julio de 2024
13.1 C
Buenos Aires

Cabaret en Broadway: Una experiencia que no puedes dejar de olvidar…

LECTURA RECOMENDADA

Me aventuré a la bulliciosa Nueva York para cubrir uno de los eventos teatrales más destacados del año: los Premios Tony. Los organizadores, en su infinita generosidad, nos obsequiaron pases para las obras más relevantes de la cartelera. Sin titubear, elegí “Cabaret”, anticipando una experiencia tan inolvidable que podría rivalizar con el descubrimiento del fuego en la historia de la humanidad.

La obra se presenta en el Teatro August Wilson, que ha sido transformado en el legendario Kit Kat Club de la era Weimar. La producción brilla con una fidelidad impresionante al famoso El Dorado, prometiendo una atmósfera cautivadora y seductora como la de los cabarets berlineses. Las expectativas estaban por las nubes, y cada detalle insinuaba una experiencia inmersiva y visceral que haría que este critico pampeano se s¡ntiera como simple turista en Disneylandia. Uno no puede evitar notar que no escatimaron gastos para convertir el Teatro August Wilson en un deslumbrante club nocturno completo con bares animados y mesas íntimas que rodean un escenario circular de madera. Los asistentes somos invitados a llegar temprano para sumergirnos en esa atmósfera única y disfrutar del prólogo del espectáculo: un evento previo dirigido por Jordan Fein, donde los bailarines y músicos se mezclan con la multitud, interpretando canciones y bailando mientras interactúan con el público. El clímax llega durante el intermedio, cuando los artistas del Kit Kat Club invitan a un selecto grupo de asistentes al escenario principal para jugar y bailar con ellos en una fila de conga.

Eddie Redmayne es Emcee, Cabaret,Broadway 2024 (Marc Brenner)

Pues bien vamos a sumergirnos en la crítica teatral. Comencemos con lo positivo. Eddie Redmayne, ese actor británico siempre versátil y aclamado (ganador del Oscar por ), se pone su traje de maestro de ceremonias mostrandonos que su actuación fusiona una vulnerabilidad inquietante con la libertad desenfrenada del Kit Kat Club. Redmayne se desliza por el escenario con precisión, recordándonos que al menos hay un actor en esta producción que leyó el guion. Sin embargo, no puede cargar solo con el peso de esta producción.

Ahora, pasemos a las decisiones de casting y dirección. Por ejemplo, la elección de Gayle Rankin como Sally Bowles , su interpretación es un ejemplo de cómo alejar al público de un personaje. Su canto estridente y su caracterización desagradable nos hacen preguntarnos si estamos siendo parte de una broma. La interacción entre Rankin y Ato Blankson-Wood, quien interpreta a Clifford Bradshaw, es otro punto culminante, si entendemos “culminante” como “tan incómodamente doloroso como un zapato apretado en un día caluroso”.

Eddie Redmayne – Gayle Rankin, y elenco Cabaret, Broadway 2024 (Marc Brenner)

Ni siquiera la presencia de veteranos como Bebe Neuwirth y Steven Skybell puede salvar esta producción. Aunque Neuwirth y Skybell ofrecen actuaciones que, en otros contextos, serían consideradas buenas, aquí se sienten fuera de lugar. Su profundidad actoral brilla intensamente en medio de una mediocridad general.

Un elemento fundamental de «Cabaret» es la amenaza nazi, un tema que debería añadir gravedad y tensión a la trama. Sin embargo, en esta versión, se trata de forma superficial que los nazis parecen ser solo una molestia menor. Aunque hay destellos visuales impactantes, como cuando Ernst Ludwig muestra su brazalete con la esvástica, estos momentos son insignificantes frente a la indiferencia emocional que domina la narrativa.

Y entonces llegamos al punto crítico: la música. «Cabaret» tendría que ser una celebración emocionante y decadente de canciones y bailes, reflejando el espíritu rebelde de los personajes. Sin embargo, esta producción entrega interpretaciones cansadas y deslucidas de clásicos como «Maybe This Time» y «Cabaret». La coreografía, aunque técnicamente impresionante en momentos, no logra compensar las deficiencias restantes.

En conclusión, esta reposición de «Cabaret» en Broadway resulta más inquietante que atractiva, llevándome a mirar el reloj y cuestionar mi decision de elección teatral. A pesar del esfuerzo de Redmayne y de otros actores veteranos, la falta de cohesión, dirección y una ejecución musical adecuada deja esta producción lejos de hacer justicia a una de las obras más queridas del teatro musical.

Mas articulos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ULTIMAS NOVEDADES

Me aventuré a la bulliciosa Nueva York para cubrir uno de los eventos teatrales más destacados del año: los Premios Tony. Los organizadores, en su infinita generosidad, nos obsequiaron pases para las obras más relevantes de la cartelera. Sin titubear, elegí “Cabaret”, anticipando una...Cabaret en Broadway: Una experiencia que no puedes dejar de olvidar...